Inicio Empresas Descubre dónde se usan y para qué sirven las resistencias industriales

Descubre dónde se usan y para qué sirven las resistencias industriales

301
0
Descubre dónde se usan y para qué sirven las resistencias industriales

Vivimos en un mundo en el que existen multitud de productos y servicios que desconocemos ni sabemos cómo funcionan. Gracias a programas de televisión especializados en ellos, descubrimos poco a poco cómo funcionan o qué se necesita para que determinado aparato funcione. Sin embargo, todavía existen términos que nos pueden sonar extraños, como las resistencias industriales, que tienen una función realmente importante y que desconocemos. Por todo ello, en este artículo destacaremos qué son, dónde se utilizan y para qué sirven.

Las resistencias industriales abastecen múltiples sectores

Cuando hablamos de resistencias industriales, debemos saber en primer lugar para qué se utilizan. En este sentido, destacamos que sirven para aplicar calor, o sea, convierten la energía eléctrica en energía calorífica. Las resistencias eléctricas industriales consisten en ello, pero a un nivel de magnitudes industriales.

Por ello, todas las industrias requerirán de empresas que les ofrezcan estas resistencias eléctricas industriales para calentar agua o para su maquinaria, entre otros. Las industrias que necesiten de estas resistencias tendrán que tener cuidado en quiénes sean los fabricantes que se las proporcionen. En estos casos, debemos buscar a fabricantes que se preocupen por la calidad y por la excelencia en el trabajo.

En cuando a dónde se utilizan, cabe remarcar que se usan en la inmensa mayoría de industrias de fabricantes de equipamiento y maquinaria en múltiples sectores: industria de la cerámica, del vidrio, plástico, alimenticia, química o naval, entre otras. Lo cierto es que hay que destacar que son clave en maquinarias que sirvan para aplicar calor, puesto que, sin estas resistencias, la maquinaria carece de utilidad.

Además, hoy en día existe la oportunidad de generar electricidad mediante energías que sean renovables. De este modo, nos encontramos con que se abarata la producción en gran medida. A su vez, los combustibles fósiles terminarán por desaparecer y no hay que olvidar que tienen graves consecuencias para el planeta.

Una vez hemos desarrollado para qué se utilizan y dónde, debemos hacer mención a su tipología. En este caso, existen tantos tipos como necesidades de maquinaria para la que esté hecha. Así, encontramos resistencias para calentamiento de aire, de líquidos o sólidos. Para ellas, podemos escoger entre distintos tipos de resistencias calefactoras.

Por otro lado, hay que destacar que encontramos resistencias para los aires acondicionados, calentamiento de tuberías, para vías de tren, inyección de plástico u hornos industriales. Además, podemos elegir para calderas, depósitos, prensas, planchas o cortinas de aire.

Tal y como hemos avanzado anteriormente, existen resistencias para la industria química, naval, ganadera, ferroviaria o textil. Ya lo indicábamos anteriormente, para estos casos necesitamos acudir a verdaderos profesionales que se encarguen de abastecernos de estas resistencias industriales. Como ocurre con todo, buscamos la calidad tanto en el servicio, como en el producto en cuestión. De este modo, conseguimos obtener unos resultados que son siempre positivos.

Ahora que conocemos qué son las resistencias industriales, cuál es su tipología y dónde se emplean, es el momento de valorar si necesitamos de un fabricante de ellas para hacer uso de estas.